Como todos los días y muy por la mañana Juan Homero corta la hierba, riega y abona su huerta. Actividad que le apasiona y motiva por cuanto sus clientes saben que el proceso de producción es de alta calidad. Junto a su esposa, trabajan cada día incrementando la siembra de hierba y el galpón de cuyes. Vale la pena el esfuerzo, dice sonriente, semanalmente entrego cuyes en Portovelo, Zaruma y parroquias de la parte alta de la provincia de El Oro, a veces 20 a 30 hasta 40, los llevo asaditos listos para servir, dice Juan Homero Angamarca. Los cuyes son alimentados especialmente con alfalfa, bajo un riguroso plan de manejo. El gobierno parroquial de Gualel, MAGAP y el Municipio de Loja han impulsado este emprendimiento familiar. Hay mercado para todos, mis cuyes tienen su clientela y cuando me falta les doy vendiendo lo de mis compañeros, refiere. Con seguridad muy pronto tendremos más noticias de este proyecto, por cuanto su propietario es dinámico y lleno de grandes expectativas. A propósito en la feria de junio, usted podrá saborear los cuyes de Juan Homero. No se lo pierda, pase la voz.