Así la conocen popularmente a este singular atractivo natural de Gualel. A 20 minutos de la laguna de Suriguiña podemos disfrutar de este encanto en las faldas del Fierro Urco. Su agua cristalina hace contraste con las piedras doradas y negras del fondo, ofreciendo una vista única e impresionante a quien la visite. Un islote rocoso adorna esta maravilla natural. La cadena hídrica del sector está próxima a declarase como parte de la reserva hídrica más grande del sur ecuatoriano, indicó José Serrano director de SENAGUA. Por su parte moradores, regantes y autoridades de Gualel vienen apoyando esta gestión ambiental de connotación internacional, se conoció. Foto: Luis O Angamarca