El sistema de manejo del ganado bovino se realiza de forma empírica, no cuentan con instalaciones adecuadas, carecen de manejo sanitario, las razas en su mayoría son criollas, la nutrición y manejo es de manera inadecuada.

La crianza de los cuyes es un alto porcentaje y se realiza dentro de las casas que sanitariamente no es recomendado, no llevan un registro de las actividades sanitarias, para el proceso de faenamiento no cuentan con una infraestructura apropiada.

La crianza de ovejas criollas es de manera tradicional dado a que no se cuentan con una infraestructura y manejo sanitario adecuado.

La crianza de gallinas criollas, se realiza en los alrededores de las casas y no tienen  jaulas especializadas para la crianza de estas aves. La crianza de ganado porcino en la parroquia no cuenta con granjas especializadas, las razas  son criollas y son alimentadas con desechos de cocina y rastrojos de la producción agricola (zambo y maíz); generalmente una familia cuenta con un animal con sistema de crianza “al sogueo”.

Los asnos son utilizados para trasladar todos los días desde las habitaciones hasta las praderas donde se encuentra el ganado vacuno.

Razas

Total de Unidad productiva

Volumen de producción

Total de animales UPAs

Cuy

430,00

9495,00

Ovejas

331,00

1291,00

Ganado vacuno

439,00

4339,00

Gallinas

415,00

2886,00

Porcino

411,00

336,00

Caballo, mula o asno

439,00

369,00

En la parroquia la mayor producción de animales es crianza de cobayos, con un porcentaje de 50,73 por ciento, seguido por ganado vacuno con el 15,18% y gallinas criollas el 15,42% y en pequeños porcentajes tenemos la cría de ganado ovejero con el 6,90% y ganado caballar (mula o asno) en el 1,97% y porcinos el 1,80%.

Se ha concientizado a los ganaderos del sector que el manejo del ordeño se debe realizar de manera racional y con conocimiento de causa para evitar aquellas desagradables consecuencias que afectan tanto a la ubre (mastitis) como a las características de la leche producida en los hatos lecheros (Cappa, 1988). Un alto porcentaje de la población tiene problemas severos con la mastitis crónica del ganado hasta pierden 1 a 2 cuartos de la producción láctea.

La nutrición de los animales mediante pastos naturales  no cuenta con una mezcla forrajera de gramíneas y leguminosas que requieren para una balanceada nutrición de los animales. Además, carecen de procesos de fertilización y son suelos degradados, erosionados que requieren de un adecuado manejo, el pastoreo se desarrolla cada 3 meses aproximadamente.

La sanidad animal son normas de prevenir y curar las enfermedades. La población no cuenta con calendario de vacunas, registro de desparasitaciones y tratamiento de animales enfermos en la finca. Además carecen de establos y agua tratada para los animales.

Las razas de ganado vacuno de raza hibrido o criollos sin selección y registro genético, pero  la producción de leche es de 4,08 litros de promedio vaca día. También se encuentra hasta una producción de 17 litros de leche/vaca día.

Las áreas destinadas para la crianza y engorde del ganado vacuno, a pesar de las condiciones topográficas irregulares que tiene la parroquia, en barrios como: El Ari, Los Pinos, Bahín, San Juan, El Porvenir, El Rodeo, San Francisco y Lluglla no son aptas para la ganadería.

En la parte alta entre los barrios El Ari y Ganazhapa son terrenos aptos para la ganadería que se encuentran de 2 a  3 kilómetros de distancia. En la parte alta de los barrios El Rodeo, La Ramada, Gulaspamba, San Francisco y LLuglla, cuya distancia desde los centros poblados es aproximado de 3 a 4 kilómetros no existe vías de acceso.

Los barrios  Gulaspamba, San Vicente y los sectores de los Eucaliptos, Gallibon son terrenos aptos para la ganadería y cuentan con vías de acceso de tercer orden. La población de vacunos que existe en la parroquia y la producción de leche por día